10 mitos sobre la vasectomía

10 mitos sobre la vasectomía

La vasectomía es uno de los métodos anticonceptivos masculinos más eficientes. Su procedimiento es sencillo y tiene una efectividad del 99%. Este método es ideal para los hombres que han tomado la decisión de no tener más hijos debido a que es considerado un método irreversible.

Este procedimiento consiste en ligar y cortar los conductos deferentes, que son los tubos por los cuales se expulsan los espermatozoides durante la eyaculación. Inicialmente se realizaba utilizando una técnica con bisturí, pero actualmente ya existen métodos quirúrgicos que no requieren el uso del bisturí y tienen los mismos efectos que la intervención tradicional.

A pesar de los beneficios que la vasectomía otorga, aún existen algunos mitos entorno a su práctica. A continuación mencionaremos cuáles son los 10 mitos sobre la vasectomía y le compartiremos la realidad de este procedimiento.

Mito 1 “Elimina la eyaculación”

La vasectomía no ocasiona que se pierda la eyaculación ya que el semen se genera en la vesícula seminal y no en los testículos, donde se producen los espermatozoides. El esperma conforma sólo el 3% de la eyaculación, el resto son fluidos de la próstata.

Mito 2 “Produce disfunción eréctil”

Es falso que la vasectomía ocasione disfunción eréctil, la intervención no afecta el fenómeno fisiológico de la erección.

Mito 3 “Es irreversible”

Aunque es considerado como un método permanente, la reversión de vasectomía es posible a través de una cirugía que permita conectar de nuevo los conductos deferentes, sin embargo, la efectividad de la reversión también dependerá del tiempo que haya transcurrido desde la intervención.

Mito 4 “Ocasiona cáncer”

El proceso de cáncer en el órgano reproductor masculino no está ligado a la realización de la vasectomía.

Mito 5 “Provoca problemas para orinar”

Esto no tiene relación con la vasectomía ya que los conductos que llevan el semen no son los mismos que transportan la orina.

Mito 6 “Es una cirugía peligrosa”

Puede pensarse que por la zona donde se realiza la cirugía es muy riesgosa, pero en realidad se trata de un procedimiento muy sencillo, que además si se aprovechan las nuevas técnicas se puede realizar sin usar bisturí, lo cual reduce los riesgos de infección y complicaciones.

Mito 7 “Se pierde el deseo sexual”

La vasectomía no afecta la producción de hormonas masculinas que controlan el deseo sexual y tampoco interfiere con la sensación placentera del coito ni las pulsaciones orgásmicas.

Mito 8 “Tiene una efectividad inmediata”

El procedimiento a pesar de ser de los más efectivos, no tiene un efecto inmediato y la producción de espermatozoides disminuirá después de unos 3 meses posteriores a la cirugía. Es importante utilizar un método anticonceptivo alterno hasta que el médico determine a través de análisis de semen que ya no hay presencia de espermas.

Mito 9 “Es una cirugía dolorosa”

La intervención sólo requiere anestesia local y no produce dolor durante su realización. Posterior a la cirugía pueden existir molestias que se quitarán en unos días o con el uso de medicamentos temporales.

Mito 10 “Es tardada y tiene largos tiempos de recuperación”

La cirugía es muy rápida, desde que el paciente ingresa a la sala de cirugía hasta su salida a pie del hospital transcurre sólo una hora. El paciente puede regresar a su casa al finalizar la intervención y sólo requerirá no hacer actividades intensas durante los primeros días, pero puede continuar con su rutina cotidiana.

Si está interesado en someterse a una vasectomía DF el Dr. Rodrigo León Mar es la mejor opción para realizar el procedimiento, el urólogo realiza vasectomías sin bisturí, lo cual minimiza los riesgos de la intervención, ayuda a sanar más rápido y no deja cicatrices.

Realice una cita con el urólogo especialista en cirugía robótica y aproveche los beneficios de la vasectomía para vivir su sexualidad con responsabilidad.