Tecnología avanzada para operación de prolapso pélvico en mujeres

Tecnología avanzada para operación de prolapso pélvico en mujeres

Se denomina prolapso del suelo pélvico al descenso de los órganos de la pelvis a consecuencia de la pérdida de fuerza y firmeza del sistema de músculos, nervios, tejidos y ligamentos que de manera conjunta trabajan en el organismo sosteniendo la vejiga, la uretra y el recto, además del útero y la vagina en el sexo femenino.

De hecho, se calcula que el 11% de las mujeres corre el riesgo de tener que ser operadas quirúrgicamente para reparar esta afección y que el 3% de éstas tendrán que ser reintervenidas.

La prevalencia de este mal es mayor en aquellas que han tenido un parto, pues se estima que la mitad de ellas necesitará una sacrocolpopexia abdominal (nombre técnico de la operación).

Ante este panorama, debe tenerse en cuenta que tanto la cirugía robótica como la laparoscópica ofrecen mejores resultados que el tradicional procedimiento abierto, aunque la aplicación de un método u otro dependerán de varios factores, como el acceso al equipo, la pericia del médico y la preferencia del paciente.

No obstante, algunas características que hacen más viable el uso de la tecnología para el tratamiento del prolapso pélvico, casi en cualquier contexto, son:

Cabe mencionar también que, en casos especiales en los que se pretenda fijar de nuevo el útero caído a través de una histeropexia, el abordaje robótico suele ser una mejor opción gracias a la exactitud y finura milimétrica de los cortes realizados con esta técnica, altamente recomendable en mujeres jóvenes que desean mantenerse fértiles o en aquellas cuyas condiciones particulares presentan riesgos para practicar una histerectomía.

Por su parte, la intervención abierta es recomendable sólo en situaciones muy específicas o por falta de instrumental médico, siendo también necesaria en caso de que durante una operación realizada robótica o laparoscópicamente exista alguna complicación imprevista que amerite que el doctor deba tener acceso directo a la zona.

Lo invitamos a solicitar una cita con el urólogo Rodrigo León Mar, quien podrá orientarlo acertadamente acerca del tipo de operación más conveniente para tratar su problema de prolapso. Su amplia experiencia en este tipo de padecimientos y su capacitación en el manejo del novedoso equipo robótico Da Vinci, pueden darle la certeza de que se encuentra en las mejores manos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *